jueves, 2 de octubre de 2014

Reto 30 días, 30 Camisetas *No Conseguido*

Bueno, pues acabó septiembre y acabó el reto que habíamos iniciado. Y como no: fue imposible conseguirlo. A mediados de mes mi compi llegó a la conclusión de que las chicas que se dedicaban al reto debían tener el día completo para realizarlo. Y la verdad es que con el tema de los tutoríales, el hacer las camis, etc, es muy posible que fuese así. Por mala suerte, nosotras somos bloggers de afición, no de profesión.
Aún así, me quedan un par de tutoriales para subir al blog de costura, uno lo subiré hoy, y los otros durante la semana (no sé cuándo será), y por mi parte estará terminado, ya se sabe: nunca es tarde si la dicha es buena.

Para ver los tutoriales puedes pinchar AQUÍ. Para ver las camis de mi compi, puedes pinchar AQUÍ.

Y con esto y un bizcocho, empezamos octubre, que viene cargadito de cosas.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Reto 30 días, 30 Camisetas #Día 1

Rebuscando en pinterest, encontré un blog de una chica inglesa (creo) que presentaba este reto: transformar 30 camisetas durante 30 días. Os dejo el enlace por AQUÍ. La verdad es que la idea me encantó. Estaba dudando entre si cogerlo o no, y en un grupo de moda de Facebook, lo comenté y me retaron a hacerlo. Yo que soy una loca y siempre me tiro al monte, y aunque antes no había estado segura, acepté sin pensar.
Total que aquí me veo, en el día uno y con mi camiseta hecha. Si quieres ver el tutorial completo, pincha AQUÍ.

He reciclado una camiseta de T. ni que decir tiene que, cuando se la regalaron y vio el color faltó que se le pusieran los ojos en blanco, así que estaba incluso por estrenar. La verdad es que estoy satisfecha con el resultado, y ahora que esto de la costura, el DIY y el low cost está tan de moda, me siento mucho más acompañada en tontunas como estas.

Para muestra un botón:




lunes, 11 de agosto de 2014

Patronaje de época (II)

Mi única seguidora sabe que allá por 2009 estaba yo buscando patrones de costura de época (para ver aquella entrada pincha AQUÍ). Sobre todo de época victoriana. Ya por aquel entonces encontré poco, pero ahora he vuelto a las andadas. Por aquel entonces encontré, algunas imágenes que eran propiedad de "The ladie´s Treasury". Resulta que es una publicación londinense de la segunda mitad del siglo XIX, donde además de artículos de interés "femenino" venían estos patrones de costura. El tema es que rebuscando bajo este nombre, he encontrado algunas recopilaciones. Las más interesantes:
Buscando en youtube tutoriales, me salió este vídeo, muy interesante también:



También encontré este patrón para un corsé victoriano. Viene sin instrucciones, pero también viene ya a tamaño, para una talla 40 aprox. Además puedo decir que este corsé lo tengo cortado ya, y en producción :)


Y por último aprovecho para presentar mi último trabajo: un tutorial para aprender a sacar el patrón y la costura de un corsé. Para verlo AQUÍ

viernes, 20 de junio de 2014

Las cuatro fases de la manupilación

Cuando tienes un negocio, basado en la creatividad o no, tienes que tener muy en cuenta que hay gente que también esta ahí peleando por buscarse la vida. Quizás por no ser creativos han de ser más bien persuasivos y productivos. Y con "creativos" me refiero a la forma pura del termino: pintar, dibujar esculpir, coser, pegar, cortar, engarzar, pixelar, fotografiar, escribir o cualquier forma artística o no de CREAR algo.

Habiendo trabajado en algunos negocios de venta, algunos a puerta fría otras no, he aprendido las pautas básicas de venta directa. A saber: buena presencia, presentación firme y directa incluyendo al interlocutor, corrección al hablar, conocimiento del producto, y ya en la medida que uno tenga: espontaneidad. A la perfecta conjunción de todas ellas se la llama "tener gancho". Y hay muchos vendedores con mucho gancho por ahí. En cambio existen algunas personas que a esta mezcla le añaden algo de cara dura, y muy poco sentido común, entonces se convierten en oportunistas. Oportunista que no tonto, más bien todo lo contrario.

Los oportunistas son manipuladores por naturaleza. Muchos de ellos ni siquiera saben que lo son, y consideran su oportunismo de lo más legitimo y honrado. Además ten cuidado, no les vayas a ofender, por que como buenos manipuladores que son siempre te harán sentir fatal e idiota.

Hace algunos días tuve la "feliz" oportunidad de vermelas con un par de ellos, y pensando sobre el tema, he decidido poner aquí este post, por si alguien más ha que ir a contra-corriente que le sea más fácil remontar la riada.

Allá vamos:

1. Engatusar.

A priori ensalzará tus cualidades y te hará saber que es muy consciente de tus capacidades. Como la miel gusta a los osos, tu empezarás a sentirte cómodo oyéndoles hablar, te compararán con otros, normalmente más grandes que tú, y te dirán que puedes igualarles, ¡Que digo igualarles...SUPERARLES!
Te harán creer que eres el nuevo advenimiento de Jesús, y estarás encantado. Además te contaran cosas malas que los demás dicen de ti, tu pensarás que son sinceros y honestos, cuando lo que ellos quieren es que seas crédula. Como en ese momento estarás con la guardia baja, aprovecharán para sonsacarte algunas cosas más personales, tu igual piensas que es para formar una mejor relación, más próxima, pero en realidad es para poder utilizarlo en tu contra más adelante. Después de tus reuniones con ellos te sentirás genial, y reforzarás tu confianza en ellos.

2. Convencer.

Después de decirte lo fantástico que eres, te contarán lo fantásticos que son ellos. Y es que necesitan convencerte de que les necesitas, y como crees que han sido sinceros, y al saber apreciar tu trabajo, creerás todo lo que te digan. Te convencerán de que para mejorar y conseguir todo lo que estás destinada a conseguir él o ella son el único camino. Para esto te contarán grandes proyectos que tienen entre manos, en los que intentarán incluirte aunque sea de una forma ficticia, además te venderán humo como grandes oportunidades que ni ellos mismos sabrán si van a funcionar o no, o si son reales o no, simplemente por tantear hasta donde eres capaz de creer. A veces no hay forma de identificar estos castillos en el aire, pero los manipuladores normalente tienen una forma de hablar acelerada, pero ordenada y correcta, y utilizan mucho vocabulario técnico que puede que no venga ni al caso. En este punto entra el "¿Recuerdas?", y es que todo el rato estarán utilizando toda esa información que les diste durante el transcurso del punto anterior para hacerte creer que habéis conectado. "Por que esto que te estoy diciendo es como lo que tu me comentabas el otro día, ¿Recuerdas?"  Utilizan la pauta de: si lo has dicho tú, no puede ser falso, por que el cliente siempre debe tener la razón, aunque esté equivocado. Por que no te engañes, para ellos no eres más que un cliente. Acuérdate de que han llegado hasta ti por que desean venderte algo o utilizarte para sus fines de los que ellos sacarán ganancias, pero tu no.

3. Despreciar.

Cuando tú empieces a recular, al ver que el humo que te venden no te interesa, y ellos empiecen a detectar que te estás echando atrás, empezarán a despreciar tu trabajo. Aquello que en un principio era la hostia, ahora es una mierda como una casa de grande. ¿Y por que ocurre esto? Por que no te dejas ayudar por ellos, que son la nueva panacea a tus problemas. En esta fase entra el peligrosísimo "tu has dicho". Es una afirmación tan poderosa que incluso te hará dudar de si algo lo has llegado a decir o no, lo utilizan para ponerte en la cara tus propias palabras, tergiversándolas, de modo que no tengas opción a discutir. Por ejemplo: "Es que tu misma has dicho que te gustaría llegar a más gente", Si, es muy posible que lo hayas dicho, aunque no de esa forma, pero no por ello has de contratar un Comunity Manager. Es por esto que hay que tener mucho cuidado en las primeras conversaciones, ya que todo, absolutamente todo lo que digas, podrá ser usado en tu contra. Y no frente a un tribunal.

4. Amenazar.

Y ya por último llega la amenaza. Además ya sin cortarse un pelo. "Si no haces las cosas como yo digo, serás una fracasada". Además utilizarán tus puntos débiles para explotar tus miedos, y que realmente llegues a creer esas amenazas. Por supuesto no son amenazas, son consejos de alguien que te aprecia y esta preocupado por la marcha de tus asuntos. Es raro que se preocupe solo cuando rehuses pagarle. Ante estos consejos "amorosos", no se puede hacer nada. Recuerda que has pasado a ser algo así como un genio genial que no sabe gestionarse en absoluto y esta llevando su vida al caos más absoluto. Obviamente, ni serás un genio, te gestionaras a tu manera (que será más efectiva o no, ahí ya no entro) y tu vida puede ir a muchos sitios, pero al caos SEGURO que no. La amenaza es el último clavo ardiente al que se agarra un manipulador para crearte la necesidad de sus servicios. Ante ella, lo único (o lo más sensato) es callar y asentir, ya que el manipulador no acepta otras opiniones y no se deja influenciar.

Así que lo que empezaba como una bonita colaboración se ha convertido en un contrato comercial por unos servicios que no sabes si necesitas. Debes tener en cuenta que al presentarse un buen vendedor siempre te dirá de donde viene y por qué, no necesita contarte milongas, no necesita saber de tu vida personal, ni que tu sepas de la de ellos. En cuanto la cosa empiece a ponerse excesivamente buen rollera empieza a desconfiar, y ten siempre muy (pero que muy, muy) presente que alguien que contacta contigo para venderte algo quiere tu dinero, no tu amistad. Si realmente es un buen vendedor, dejará claros los términos comerciales, y si hay feeling (que todo es posible, somos personas...) la relación personal vendrá siempre después del intercambio del vil metal.


martes, 10 de junio de 2014

Debbie Harry, icono de la nueva moda punk.

Hace unos meses, a través de un amigo, me solicitaron un artículo para rellenar una revista rocanrolera. 
El caso es que por H o por B el material no gustó. Como llevo mal el tema del rechazo, y no se hacer auto crítica, he decidido colgarlo por aquí. Además, me pegué mi currazo con el tema de la documentación, buscando imágenes libres, montando y tal, creo que merece ser publicado, aunque aquí solo lo vayan a leer tres (siendo entusiasta). 

Disfrutadlo :)  
_________  ____________ ___________

Si algo viene presentando batalla desde los lejanos años setenta es la moda de la New Wave americana. No hay que explicar a nadie que la moda es algo que se recicla año tras años, época tras época, bebiendo de las antiguas tendencias y transformándolas en algo nuevo, al menos estéticamente hablando. ¿Has salido a la calle últimamente? Si lo has hecho habrás notado que hasta Laura, (sí; Laura, la de “Amo a Laura...”) se ha pasado al lado Punk. Si en los 70 molaba llevar esa camiseta básica tan ancha con el cartoon de turno, hoy en día no tienes más que recortarle unos veinte centímetros y estarás de lo más In. ¿Cuales son los tips de la tendencia punk del siglo XXI? Sencillo: Chaquetas de cuero, prendas vaqueras, tacones muy altos y cualquier prenda de ropa que diga que ha pasado por más de un millar de lavados por que lo retro es algo que en el mundo de lo más fashion nunca queda atrás. Nos invaden las tachuelas, el cuero, las botas y las calaveras. Hablar de la moda de hoy en día, la moda de la calle, es volver a hablar de la moda de los lejanos setenta. Aquel rollito punk guarrete que aún no ha muerto ¡¡Y larga vida...!!. En cualquier Primark o H&M puedes comprarte ropa con esta tendencia hasta convertirte en un calco de los iconos femeninos del Rock, sobre todo los del pasado siglo. Hablar de la actual estética punk es hablar de diseñadores como Thierry Mugler, uno de los chicos malos de la moda y diseñador de parte del agresivo y controvertido vestuario de Lady Gaga y Beyonce, o Vivienne Westwood, la principal promotora de la nueva estética punk y el látex tanto con sus diseños como con su tienda SEX en Londres. Y por supuesto hay que mencionar a la incombustible Debbie Harry: la gran culpable de la vigencia de este movimiento. No podemos obviarla ya que al hablar de moda es imprescindible hablar de música también; lo uno es el fiel registro de lo otro. Si una cantante sale en una gala con un vestido confeccionado con carne, todas corremos inconscientemente a comprar filetes y vestimos el rojo sangre.
Para una buena fan del grupo “Blondie”, no es necesario explicar que su cantante se ha convertido desde el primer momento que se subió a un escenario y hasta hoy en icono de la moda, que fue musa para artistas como Andy Warhol que creo una obra con su retrato al igual que hizo con Marilyn Monroe, o diseñadores como Stella Mac Cartney o Jean Paul Gaultier que han llegado a copiar su estilo en ocasiones hasta el más mínimo detalle. Ademas sabría también que cuenta con admiradoras de la talla de Madonna o Kate Moss, e imitadoras (en el buen sentido, claro.) como Gwen Stefani o Shirley Manson, que no han dudado en seguir sus pasos hacia los altares de la moda y declarar su devoción hacia ella en cualquier evento y entrevista.

De Izq. a Drch. Debbie Harry posando junto a Andy Warhol y David Bowie.

De Izq. a Drch. Madonna, Kate Moss, Shirley Manson y Gwen Stefani.

¿Pero, te preguntarás, cuales son las claves de su genialidad? ¿Que ocurre para que una mujer pase de camarera o conejito play boy a que se le dedique un número completo de la revista Vogue UK (Allá por 2007)? Pues en realidad es un coctail muy sencillo: una mezcla de rebeldía y genética divina. A día de hoy a sus 68 años, sigue estando estupenda. Además de crear un personaje muy femenino, y según algunos dicen basado en Marilyn Monroe, mezcló looks y formas hasta hacer estallar la bomba.

Debbie Harry en la actualidad.

Vogue dedicado a Debbie Harry.

Si quieres seguir sus pasos, hagamos un barrido rápido por algunos de sus hits al vestir:
  • Tacones y botas de altas de vértigo, normalmente negras y de cuero, siempre muy femeninas y tacones finos.
  • Faldas y shorts bien cortos, con la condición siempre de parecer de segunda mano y combinados con las botas y tacones le proporcionaban unas piernas muy largas, a lo que sumamos la perspectiva que obtenía al estar encima de un escenario sus extremidades se convertían en eternas.
  • Camisetas básicas muy usadas y prendas vaqueras, estas en concreto siempre en estilo “oversize” en contrapunto con los vestidos sexys y ajustados.
  • Vestidos asimétricos y muy ajustados. Bestial y el más memorable aquel de velos de color gris que lució en el videoclip de la canción “Heart of glass” diseñado por Stephen Sprouse.
  • Lentejuelas, brillos, tachuelas y demás estridencias, combinados con un estilo impecable, sobre todo durante su época de bailarina.
  • Colores fuertes llegando incluso a la fluorescencia, sin importar si la combinación de colores era agradable o no, lo importante era la estridencia del tono que la convertían en centro de todas las miradas.
  • Además de estas cosas tan y tan sencillas, una de sus efectos que más me llama la atención, y una de las primeras prohibiciones cuando estudias estética también, es la increíble mezcla de colores, estampados y estilos. Combinando las rayas con los puntos Debbie pasó de ser la reina de la New Wave a bailar de disco en el estudio 54.
Debbie Harry en el Studio 54.


Además podríamos decir que es la más salvaje de las rubias oxigenadas, con ese corte de pelo intemporal y arrebatador, y el maquillaje glam que llegó a copiar hasta Bowie.


Y ya llegamos al final de este análisis de la diva del pop-rock, no sin recomendar que la próxima vez que compres una camiseta con calaveras y strass cantes aquello de: “Call me...”



D de Debbie, P de punk, M de moda.
Esther Espí.


Enero 2014.

martes, 3 de junio de 2014

Bajoques farcides

Esta semana pasada me entró la morriña, y me puse a hacer intentos cociniles de recetas de mi tierra. Ni que decir tiene que la mayoría no se podían comer, pero me atreví con una que siempre me había dado mucho miedo, y resultó genial.

Estas afortunadas fueron las Bajoques farcides. Según estuve investigando, son muy típicas de Alcoy. Las que yo siempre he comido eran las de mi tía P. Ella las hace con salchicha, y tienen un sabor muy especial.
Según estuve mirando en varias webs de cocina, se hacen con cerdo, varían las posibilidades entre magro y costillas. En estos sitios aconsejaban hacer una "picada" de ajo y perejil, y dejar macerar para que todo coja sabor. Como fue todo un poco improvisado yo lo preparé con lo que tenía por la nevera, pero aún así salió bueno, bueno.


Os pongo por aquí la receta:

Ingredientes: 
  • Arroz. Normalmente suelo echar medio vaso por persona, o lo que equivale a dos puñados pequeños. 
  • Pimientos, uno por persona. 
  • Ajo y perejil. 
  • Carne de cerdo, normalmente costilla o magro, pero si se quiere dar un toque especial salchicha o jamón serrano (que fue con lo que yo lo hice). 
  • Tomate triturado. 
  • Tres cucharadas de aceite. 
  • Por último yo le añadí algunas especias como romero y tomillo. 
Preparación: 

  1. Se añade el ajo y el perejil, y se le dan un par de vueltas en la sartén. 
  2. Se añade el tomate. 
  3. Cuando el tomate esta cocinado, se añade el arroz. 
  4. Se sofríe el arroz, yo normalmente lo dejo hasta que el grano se ha vuelto transparente, por que así luego no estalla tanto. Son solo unos 5 minutos. 
  5. Se corta el pimiento por la parte superior, es decir: por la parte del rabito, cogiendo un poco de carne, como para hacerle un sombrerito. Con un cuchillo se quitan las pepitas del interior. 
  6. Se rellenan los pimientos con el arroz, el tomate y la carne, pero solo hay que rellenar dos de tres tercios, para que cuando el arroz crezca no se aplaste, y se cierran otra vez los pimientos, tienen que quedar como si no los hubieses cortado. 
  7. Se envuelven los pimientos en papel albal formando una pelota, hay que asegurarse que queden bien cubiertos. 
  8. Se ponen en una bandeja y se meten al horno a 180º o 200º durante (aprox) una hora. El tema es que se han de cocinar los pimientos, y al hacerlo sueltan mucha agua, con lo que se cuece el arroz a la vez. 
  9. Sacar del horno, desenpaquetar y ... ¡A comer! 


miércoles, 23 de abril de 2014

Lo nuevo de Cuc de Pi

El pasado mes de Enero realicé una sesión fotográfica con el estudio de Las Nenikas.

La verdad es que no habría podido quedar más contenta. Y es que cuando se trabaja a gusto, se nota en el resultado. No hay mucho más que decir. No podría haber elegido mejor compañía.

Os pongo por aquí algunas de las joyas de estas dos albaceteñas.

Fotografía: Pamela Carrasco
                 Majo Fernández (Las Nenikas)

Modelo: Merce Moreno Monsalve

Peluquería y Maquillaje: Ana Díaz  

También recordar (e informar) de que he puesto en la barra lateral, un enlace permanente a mi tienda en Etsy. Pero también podéis llegar allí pinchando AQUÍ.








martes, 22 de abril de 2014

Pudín de maracuyá, naranja y vainilla

Pues bien, he decidido crear la nueva etiqueta "cocina", ya que parece ser que voy a ir probando algunas recetas. Por el momento, solo repostería, pero más adelante ya se verá. ¿Quién diría eso de mi?

La idea de preparar este pudín, vino del desastre que ocasioné con unas magdalenas. El caso es que preparé unas magdalenas de vainilla. Compré azúcar vainillado y todo, no fuera a ser que saliesen malas. Pero a la hora de hacer el mix de los ingredientes olvidé echar aceite a la mezcla. Resultado: Además de que no estaban muy buenas de sabor, al día siguiente estaban más duras que una piedra. Intentamos comerlas, pero al final preferimos no hacerlo por nuestra salud dental. No fuese que al morder una de aquellas magdalenas se nos cayese un diente.


Bien el tema es que me da noseque el tirar comida, así que empecé a buscar en google "Reciclar magdalenas", así tal cual. Y como creo que ya va ir siendo propio en mí, hice un refrito de recetas y el resultado fue el siguiente.


Esta mal que yo lo diga, pero estaba espectacular, un sabor riquísimo, y una textura suave y esponjosa genial. En fin, os dejo por aquí la receta:

Ingredientes:
  • Apróx. 15 magdalenas. (También leí en algunos blogs que se podía hacer con pan del día anterior, pero ya no se si quedará algo soso).
  • 1 litro de zumo de maracuyá. Supongo que se puede sustituir por el sabor que se desee, yo elegí este por que me pegaba con la vainilla. 
  • Una cáscara de naranja. (Con algo de pulpa, en este caso yo compre una naranja caramelizada).
  • 4 huevos. 
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 4 cucharadas de agua.
  • Medio limón. 
Preparación: 
  1. Lo primero es dejar las magdalenas a remojo con el zumo. Las puse todas en un cuenco, a trocitos, y vertí el zumo. Lo dejé al menos media hora, hasta que desapareció todo el jugo. 
  2. Hacer el caramelo. Yo pensé que iba a ser muy difícil, pero no. En una sartén antiaderente, puse primero el azúcar y el agua. 4 cuatro cucharadas de cada. Cuando empezó a hervir eché el limón, si que es verdad que medio quizás es mucho, así que se puede echar el que a uno le apetezca. Una vez había burbujitas apagué el fuego y fui dando vueltas hasta que la mezcla se volvió marrón, y olía a caramelo. 
  3. Antes de que se enfrie hay que echarlo al molde, y esparcirlo un poco por la base. 
  4. Con un tenedor chafé un poco las magdalenas, en otro cuenco batí los huevos, les puse un poco de azúcar vainillado, e hice mucha espumita para que luego quedase el pudín más jugoso. 
  5. Después ya mezclé los huevos, con las magdalenas y el zumo, y con la cáscara de naranja. 
  6. Y todo junto al horno. Lo puse 170º unos 40 minutos, pero le puse debajo una placa de horno con dos deditos de agua y un trapo en el fondo. 
  7. ¡Y se acabó! Tengo que decir que no pude evitar probarlo caliente, pero que frío estaba aún mejor.
Disfrutadlo! :)

martes, 15 de abril de 2014

Vestidos de cine

Con el post de ayer, me entraron ganas de investigar un poco sobre el vestuario de cine. Estuve un rato mirando webs y blogs serios de moda, y... Pfffffffff.

Parece ser que las blogueras/redactoras no tienen mucho cine visto, y sus seguidoras somos (me incluyo) un poco borregas, y no les discutimos nada de nada. Allá por los felices 2000, alguien debió escribir un post, o un articulo, con los diez mejores vestidos del cine, y desde entonces esa lista ha ido redundando por el mundo de la moda. No digo que los vestidos que ellas nombran no sean absolutamente geniales, estoy de acuerdo en la mayoría de los casos, como en el vestuario de La ventana indiscreta, en Gilda, Desayuno con diamantes, etc. Pero luego, y supongo que lo hacen para justificar look más actuales, (y para mi injustificables) meten en la lista a Diane Keaton en Annie Hall, o al vestuario de lo que el viento se llevó. ¿En serio?

Pues yo me niego. He pasado el día de hoy elaborando una lista , con fotos y todo, de los que para MI son los mejores vestidos del cine. La verdad es que en algunos casos ha sido casi imposible sacar fotos y he sacado las imágenes de la misma película, con lo que algunas se ven "algo" mal. Pero la síntesis está ahí. Obviamente, para muchas serán un NO rotundo, pero como he dicho antes, esta lista es a mi gusto. Por cierto, viendo el resultado, podría decir que soy un poco urraca.

He pensado ponerlos en el siguiente orden: de los que MENOS me gustan, a los que MÁS.
En fin, vamos allá:

1. Kate Capshaw en Indiana Jones y El templo maldito (1984).

Desde pequeña me tenía fascinada, ella no es nada glamurosa y lo lleva fatal, pero aún así me encanta.


2. Bette Davis en Eva al desnudo (1950).

El vestido era en realidad rojo, más bien tirando a granate. Un dato curioso es que la misma Marge Simpson lo ha llevado en azulón y verde. 


3. Kelly Lebrock en La mujer de rojo (1984).

La película no es muy allá, pero el vestido... Siempre que pienso en un vestido rojo, pienso en ese vestido. 


4. Thandie Newton en las Crónicas de Riddick (2004).

Es obvio que para llevar uno de estos dos vestidos tienes que tener un cuerpo como el de ella. Pero el vestido beige, es sin duda uno de mis favoritos. Puede que el tema del corsé me haya influido un poco, además de que me encanta el tema "piel" (No la llevo, pero me encanta). 


5. Sharon Stone en Casino (1995).

Puedes odiar el personaje en la película, pero no su ropa. Me gustan sobre todo los vestidos largos, (y brillantes...) pero todo el vestuario de la película para Sharon Stone es increíble. 


6. Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias (1953).

La diva indiscutible. Marilyn me encanta con cualquier cosa. Casi siempre la sacan en las listas con el vestido blanco al vuelo, pero yo desde luego la prefiero con cualquiera de los vestidos que salen a continuación. El palabra de honor rosa, es todo un clásico, tuve uno igual en rojo, y por que no encontré en rosa. El vestido rojo de manga larga, no se cuantos millones de veces lo he visto, reconvertido y modernizado, en todas las temporadas.  


7. Diane Lane en Cotton club (1985).

Me encantan los tocados y los sobreros, pero también todos los vestidos que aparecen. 


8. Monica Bellucci en The Matrix Reloaded (2003).

Se que el látex no suele gustar mucho, y que siempre tiene connotaciones sexuales, (en la película también), pero es que cuando vi este vestido por primera vez el corazón se me paró. Estuve buscándolo bastante tiempo, y es imposible de comprar, cosa que quizás haga que lo quiera aún más. Aún con todo eso, este vestido es fabuloso. Por no decir, que ha creado tendencia desde entonces, si no me crees: imaginalo en cualquier otro tejido y color. 


9. Kate Beckinsale y Gwen Stefani en El aviador (2004).

No es de extrañar que los vestidos que aparecen en esta película sean fabulosos, ya que según tengo entendido, son copias de vestidos originales de la época en la que se ambienta. Me encantan todos, pero todos todos, lo que salen, pero los que más me gustan son los que lleva Kate Beckinsale y el blanco de Gwen Stefani. 


10. Audrey Hepburn en Sabrina (1954).

Sé que muchos la odian, la usan tanto y tanto, sobre todo con el vestido negro de Desayuno con diamantes (1961), que la tenemos un poco machacada, he visto por ahí que algunas la sacaban también con el vestido a rayas de My fair lady (1956), pero para mi, este es el mejor de los vestidos que ha llevado. 


11. Kim Basinger en L.A. Confidencial. 

No entiendo con lo precioso que es el vestido blanco, y lo que cuesta encontrar una foto decente de él. Para mi es un indispensable. La parte de atrás la e tenido que coger de la película directamente, no se ve muy bien, pero nos hacemos una idea. El resto del vestuario, es genial también, cosa que no me sorprende ya que han copiado los estilimos de Vivian Leigh. Sale un vestido negro con escote de corazón, que me ha sido imposible de fotografiar, pero si he encontrado el original (centro, abajo). 


12. Zhang Ziyi en 2046 (2004).

Yo soy una apasionada de lo oriental, así que es normal que estos vestidos estén en los más alto del ranking. Me gustaron sobre todo por que combinaban elementos vintage con orientales. Me pareció una mezcla muy equilibrada, y super elegante. He de decir que mi preferido es el de color champagne con el cuello de pedrería (como no, brillos y más brillos...) pero todos, absolutamente todos son preciosos. También recuerdo a la protagonista de la película Memorias de una geisha (2005), aquellos kimonos...


13. Marylin Monroe en Con faldas y a lo loco (1959).

Tenía que ponerla otra vez. Pero es que el vestuario de esta película lo amo todo. Los dos vestidos de escotes INCREÍBLES de Marilyn son dos clásicos, y es que hasta los vestidos que llevan Tony Curtis y Jack Lemmon me parecen preciosos. 


En esta película quiero hacer mención especial al conjunto negro con el que Marilyn sale al principio de la película. Tengo que decir que después de mucho buscar el año pasado conseguí comprar una falda de flecos como esa, ya tengo el ukelele también, en cuanto consiga una blusa como esa... 


14. Mia Farrow y Lois Chiles en Muerte en el Nilo (1978).

No entiendo, y lo digo con la mano en el corazón, como una película que ganó tantísimos premios de vestuario, puede pasar tan inadvertida. Todos, pero todos, los estilismos que aparecen son dignos de mención, incluso los de Bette Davis y Angela Lansbury. Aquí tengo varios preferidos. Vamos por partes. 
Primero Mia Farrow, que no solo en esta película, si no en casi todas las que aparece, lleva unos vestidos preciosos. 


Lois Chiles, ex-chica Bond, va durante todo la película espectacular. Incluso los vestidos de diario me gustan. 


 Y por último, el rey de reyes, es el vestido plateado. El día que tenga que ir guapa de verdad, me haré este vestido. (Siento que se vea tan mal, pero es que he sido incapaz de encontrar fotografías de él... Pero como compensación dejo el trailer de la película.) 


lunes, 14 de abril de 2014

Proyectos, proyectos, poyectos...

Soy una persona que suele abarcar mucho, y ahora que tengo tiempo libre más aún.
Entre mis nuevos proyectos están, un par de historias (o tres, que jamás serán publicadas...), tres suéteres, la reanimación de Usagi San, la reanimación de Reflexiones Ilustradas, estoy esperando las nuevas fotos de Cuc de Pi, con lo que reabriré la tienda de Etsy, necesito hacerme dos vestidos para dos bodas, una en mayo y otra en octubre. Además tengo pendientes las clases de bolillos, un conejo amigurumi por terminar, estoy aprendiendo Alemán, proyectos de costura pendientes, y he conseguido reactivar la Cardigan Magazine. 

 Y aún siento que estoy dejando de lado algo. Como ponerme al día con el ganchillo, sacar unas plantillas de bordado, mejorar la plantilla para la Cuna de eros, o acabar de montar mi maqueta del castillo ambulante. ¡Ah! También estoy intentando incrementar mi habilidad en repostería, pero eso ya sé que es algo imposible. También tengo una lista de lectura que me durará hasta el año que viene, y siempre, pero siempre, va creciendo.

Hace poco, T. me acusaba (me resaltaba) de ser una persona que empezaba la cosas y nunca las acababa. Y creo que tiene razón. Estoy bien orgullosa de haber terminado mi carrera, no por que sea una de mucho prestigio que me dará mil y un trabajos, si no por que creo que es la primera vez que empiezo algo y lo termino. Estudiar bellas artes es algo más inútil que una bicicleta sin ruedas, pero es tan gratificante...

En fin, hoy vengo a contar aquí uno de mis proyectos de costura, a ver si así me da vergüenza el no terminarlo. En este caso, el no empezarlo.
Me pasa muy a menudo que veo ropa en la tele, o en el cine, en alguna revista, y me enamoro. Luego pienso que soy capaz de hacerla yo misma, y me suelo poner manos a la obra. En este caso me pasó con el vestuario de Adler, en Sherlock Holmes (2009). Tiene tres estilismos que me encantan, uno es el vestido victoriano con chaquetilla de color fresa, el otro el el abrigo azulón de jaquard, el de las mangas de murciélago, y el otro es la chaquetilla tipo americana de picos en color morado. Esa última la amo. De hecho la amo tanto que me compre la tela para hacerla para mi. Pero hace unos dos años que la tengo en el cajón. Así soy yo, siempre pienso que las cosas son muy fáciles, luego no estoy satisfecha con como va quedando, y finalmente acabo rindiéndome. Si vendiese todos los retales de tela que tengo, podría comprarme un coche nuevo. Hoy me he puesto con el patronaje, que parece muy sencillo, pero tiene su aquel. No se si esta vez terminaré, pero mientras dibujaba lineas me ha venido a la mente una idea. (Otra más...) Y además puede que la use para movitarme a terminar esta chaqueta victoriana. Ya iré contando mejor. De momento, os dejo las fotos de los tres estilismos de Adler que he comentado antes.

Disfrutadlos. :)



lunes, 31 de marzo de 2014

La cuna de Eros, núm. 6

Como ya os conté en un post anterior, estoy colaborando como maquetadora en la publicación gratuita La cuna de Eros.
Hace apenas unos minutos se acaba de colgar el pdf para descargar el número 6, que corresponde al trimestre de abril, mayo y junio. Os pongo el ENLACE AQUÍ.
Si estás interesado en el género romántico y/o erótico en todo su espectro, no dudes en descargarla y leerla.
¡Disfrutadla! :)




domingo, 23 de marzo de 2014

Flores de asfalto, El despertar. Libro I por Hendelie

Bueno, antes de empezar quiero decir que no soy reseñista, ni quiero serlo. Pero este es mi blog y si quiero hacer una reseña con furcias y casinos, pues la hago. Será la primera y creo que la última también.



Soy una persona idealista, algo cabezona, y me gusta generalizar. Habitualmente ésta suele ser una combinación desastrosa, pero en este caso me ha llevado a parajes fantásticos.
Generalizo diciendo que no me gusta la literatura romántica. La romántica me empalaga y me pone de los nervios: tanta declaración de amor me desespera y me parecen todas falsas, y la erótica me aburre hasta el extremo, esas escenas de sexo interminables y pastosas. Uno de mis ideales es que todos al empezar en un nuevo proyecto merecen ayuda, todo lo que esté en nuestras manos. Así que cuando mi amiga la ilustradora Neith me contó que estaba en un proyecto con una escritora y que hacían novela homoérotica pensé: "Uff, me toca leer un rollazo de novelones..." Además me venían a la mente una y otra vez esas portadas de Danielle Steel de aquellos maravillosos años en los que aparecían hombres con el torso desnudo, el pelo al viento, una rubia bajo el brazo y el timón del barco en la otra mano... (Gracias a los dioses han cambiado...)
Cuando vi la portada de Fuego y acero, además de otras ilustraciones para este libro, me tranquilicé bastante. Los dibujos tenían el estilo firme y refinado de Neith, eso ya era un punto a favor. Leí la sinopsis y me sorpendí, y al final, me metí en el libro y literalmente flipé. Salvando las distancias, podría decir que es una historia de amor épica al estilo de mi amado y adorado Elfo oscuro, de R.A. Salvatore. Novelas de fantasía épica que me tenían enganchadisima cuando era quinceañera. Empecé a leer y odié a los personajes, discutí con la trama como hacen algunas personas con las noticias de la tele, imaginé finales e historias paralelas y por último me enganché al libro. Cuando lo cerré fue como decir adiós a un viejo amigo.

Pero en fin, ésta no es la critica de ese libro, ésta es la critica de Flores de asfalto, El despertar. Y he de advertir a que a partir de aquí habrá spoilers. Los pondré en cursiva y en morado para que se vean bien. 

Para empezar tengo que decir que los personajes me recordaban peligrosamente a los de Fuego y acero, durante la presentación de los personajes puede parecer así, pero más adelante Caín empieza a superarse a sí mismo a voluntad, y destapa una personalidad bastante profunda. Por el contrario el Profe sigue una progresión que a mi me recordó bastante a Ioren, solo que a éste no le odié, de hecho me da bastante pena: de la buena y de la mala. Una de las grandes habilidades que tiene Hendelie es el crear personajes con mucho cuerpo que a lo largo de la novela se convierten en puntos de apoyo vitales para la historia.
Otra de sus magias a la hora de escribir, es que tiene un estilo limpio e impecable, de eso que suena a "ésta ha escrito mil libros" y la capacidad de meternos en la historia no como un mero espectador, si no como parte misma de la acción. He sido capaz de imaginarme caminando por la ciudad, miraba el mapa cada dos por tres para ubicarme por que me sentía dentro del libro, los personajes entraban en los clubes y me recordaba a mi misma en algunos de esos sitios, cuando salían los Satures yo misma arrugaba la nariz por que me llegaba el olor. Y eso del olor solo me pasó con El perfume. Estas dos cosas son fundamentales para mi en una novela. Si el autor no es capaz de hacer una de las dos me aburre (es como leer el periódico) y siempre acabo dejando el libro. Otra de las cosas de Hendelie que me gusta mucho, y esto ya es una apreciación bastante personal, es la forma que tiene de describir la ropa de los personajes, lo hace de una forma muy aséptica y ajena. Si uno es un Cyber Punk, no te dice "Era un Ciber punk" y ya está, describe todo con detalle y con palabras que hasta mi abuela podría entender.

Ahora vamos con la historia. He de decir que por algunos comentarios en facebook y en otros blogs (blogs de reseñas de verdad, serios y tal...) yo esperaba otra cosa de la historia. Esperaba una historia mucho más fantasiosa, durante las primeras cuatrocientas páginas la cosa va de los personajes principales y sus bagajes emocionales, va dando pequeñas pinceladas que dejan entrever que algo muy gordo va a pasar, pero nada más. Obviamente yo hubiese sido feliz si desde la página diez hubiesen salido las pesadillas, la organización y toda la troupe, pero tengo que reconocer que es un desarrollo de los acontecimientos muy lógico y pausado, que sin algunas cosas de las que ocurren, como la muerte de Lieren, la vida anterior de Caín y sus recaídas etc. El desenlace no hubiera podido ser igual, a pesar de que por la disparidad de los escenarios se podrían desarrollar dos historias muy diferentes. También creo que el libro no tiene una conclusión final acorde con el devenir de la historia. Acaba de forma muy ligth, aún con las pelotas de goma y la torre, para mi gusto debería haber tenido algún final un poco más chocante, pero como el libro es parte de una trilogía lo voy dejar pasar. A partir de las últimas doscientas páginas se empieza a construir un mundo trepidante, una historia con mucha miga, que deja entrever que aún queda mucho por desarrollar. Una vez más cuando los personajes pasan al mundo real, el que esta hecho polvo, son cruciales sus reacciones para poder ahondar en lo que debe ser descubrir de repente que vives en matrix. Yo creo que habría sido un Samuel. Como he dicho antes, me falta acción, me faltan más peleas y más vísceras y más sustos de monstruos. Aun así diré que como presentación de la historia real de la trilogía está fetén.

Estoy esperando con ansia ya la segunda parte, en la que espero que haya muchos monstruos y mucha acción.

Podéis encontrar el libro en amazon, o en el blog del Estudio Third Kind. Y por último os dejo uno de los booktrailes.  

martes, 18 de marzo de 2014

Tarta de fresa

Bueno, los que me conocen saben que no soy muy cocinera, en realidad no sé ni freír un huevo. Pero de vez en cuando (MUY, de vez en cuando) me ilumino y me decido a hacer algo. Hoy me ha dado por hacer una tarta de fresas. He estado viendo recetas por la Internet y al final como es propio en mi, he hecho un pequeño refrito. Más que una tarta me ha quedado como un brownie de fresa. Ahí va la receta:

Ingredientes:
  • 1kg (aprox) de fresas. 
  • 500 ml de leche. En este caso yo he utilizado un preparado de soja que imitaba la nata para cocinar. 
  • 1/2 kg de harina. 
  • Azúcar.
  • 4 huevos.
  1. He cogido las fresas más maduritas y las he machacado con un tenedor en un cuenco. He reservado unas veinte para adornar después. 
  2. He añadido la harina, la nata (o la leche, según que uses), los huevos y el azúcar. He removido bien hasta que ha quedado una masa homogenea. El azúcar lo he ido echando sobre la marcha, probaba un poquito y si me apetecía más dulce pues echaba más. Lo que en las páginas de cocina bien llaman "al gusto". 
  3. Como no suelo cocinar no tengo moldes, así que me he fabricado uno "to" cutre con papel de plata. Como se ha de quedar una mezcla bastante densa aguanta bien y no destruye el molde cutre. Tampoco he engrasado el molde, el papel de plata se "pela" bastante bien. 
  4. En las páginas que he visto cortaban las fresas y las ponían en espiral muy bonitas, yo pensaba hacerlo, pero luego me ha dado pereza y las he puesto así tal cual, que tampoco están feas. Así que ¡Ponlas como te salga! 
  5. Por último he horneado a una temperatura de entre 150 grados y 180 grados, unos 50 minutos. He ido metiendo un cuchillo sin sierra y cuando el filo ha salido limpio he sabido que estaba lista. (El pastel y yo: los dos.)
  6. Lo he dejado enfriar sobre la encimera. 
Y este ha sido el resultado final: 


viernes, 28 de febrero de 2014

Una dieta sana


Como adicta a las dietas he ido aprendiendo algunas cosas sobre las mismas, y ya soy veterana. Después de hacer casi todas las dietas conocidas e inventadas por el hombre, y haber sido cliente de mil y un dietistas, ahí van mis aportes: 
  1. Comer la cantidad adecuada: Es normal que cuando estés a dieta tengas un hambre descomunal, pero que eso no sea escusa para saciarte a lo burro con un plato de tres kilos de ensalada, los atracones (independientemente de lo que comas) también engordan. Además hay que masticar muy bien el alimento, ya que una digestión pesada también hace que los nutrientes tarde más en absorberse y esto nos hace engordar.   
  2. Hacer ejercicio: Yo soy de las que piensa que hacer ejercicio es una mierda. No me gusta nada, me gusta estar en casa y no moverme. El problema es que si no te mueves de nada te vale hacer dieta, ni tampoco te valen las pastillas para delgazar, ni los suplementos ni nada de nada. La clave es moverse. No hace falta que salgas a correr como si no hubiese un mañana, ni que te apuntes a un gimnasio, siempre que aumentes tus pulsaciones habituales durante más de unos 20 minutos estarás quemando calorías. Si eres alguien que se mueve poco como yo puedes pasear simplemente, (pasear a buen ritmo) Además intento combinarlo con cosas que me gusten, como ir a ver escaparates. Si no eres de esas puedes ir y volver del trabaja a pie, salir a bailar o cualquier cosa que se te ocurra. 
  3. Control de lácteos: Antes de decir nada, quiero aclarar que este es un punto muy subjetivo, me he informado del tema y hay muchos que piensan como yo, pero ya digo que tampoco hay una base científica 100% fiable. Yo no tomo leche ni derivados lácteos. Desde que no lo hago vivo mucho mejor. No me gusta nada el sabor, y el olor de algunos quesos me da nauseas. Por no decir que el comer un alimento fermentado siempre produce más gases, lo que hincha más y dificulta las digestiones. Entonces dirás... ¿Y que pasa con el calcio de la leche? Bueno, en muchas ocasiones y sobre todo en leches enriquecidas etc.. (espera al punto siguiente) el calcio es añadido, es decir: que puede ser el mismo aporte que podemos conseguir con cualquier complejo rico en calcio que podamos adquirir en la farmacia. También me gustaría decir que el hombre es el único animal que sigue tomando leche una vez de adulto, y además con las especificaciones nutricionales para otro animal. Y me dirás "Bueno también somos los únicos que comemos la comida cocinada con fuego..." ¡Cierto! Pero la leche también esta pasterizada y "pretratada". También podrías decir "Vale, voy a probar, a partir de ahora voy a beber leche de soja con calcio", ERROR. La soja y la leche de soja enriquecida con calcio es un fraude. La soja bloquea la absorción de calcio, lo que es un absurdo beber leche de soja con calcio, ya que lo único que hace es pasar por tu cuerpo y salir tal cual. Así que si tomas soja o alimentos con soja intenta no combinar en esas comidas alimentos ricos en calcio. ¿Y de donde saco yo el calcio? Hay mil alimentos naturales que contienen calcio, algunos de los que más son por ejemplo la naranja o las sardinas. Entonces nos queda la leche y los quesos Ligth. Esto es una apreciación personal: Si se le quita la grasa, ¿Que más se le quita? Todos hemos bebido un vaso de leche ligth grisáceo y algo transparente. Y por último la mantequilla: Intento no tomar mantequilla, pero tampoco margarina. Según tengo entendido la margarina nació en Alemania durante la segunda guerra mundial y la sacaron del carbón vegetal. No hace falta que diga nada que no haya dicho antes sobre los añadidos artificiales.     
  4. Chorradas como el bifidus, omega 3 y otras paridas: Como he comentado ya antes, es absurdo tomar nutrientes de más ya que nuestro cuerpo tiene una capacidad de absorción limitada, bombardearlo con excesos solo lo hace dependiente y lo atrofia para un consumo y un uso adecuado de los mismo. Obviamente si tu cuerpo tiene carencia de hierro por ejemplo (anemia etc...) Siempre hay que darle la cantidad que demanda, pero si tienes los niveles correctos no debes sobrecargarlo.  
  5. Picar entre horas: Muero por picar. Si eres de las mías: te entiendo, es un vicio imposible de dejar. Empecé a engordar a lo bestia cuando empecé a trabajar en restaurantes. Pasaba por la cocina y veía descartes de comida y los engullía, y claro: picando durante cinco o seis ya me dirás... De todos modos: si eres capaz de controlarlo picar tampoco tiene por que ser la muerte de la dieta, es mejor picar algo que aguantar las ganas y acabar dándote un atracón bestial de lo que sea. Además (Y esto es topicazo, topicazo...) puedes sustituir lo que "picas". Por ejemplo, la zanahoria cruda o cocinada es bastante dulce, a media tarde o durante la mañana puede entrar muy bien. Sin olvidar la fruta. También nos vale el jamón serrano (sin grasa) fiambre de pavo (sin gluten, eso nos garantiza que no lleva patata ni ningún otro engorde que nos haga ganar peso...) Algo de pan siempre que no pase de los 100 gramos diarios, y cualquier verdura cruda o cocinada sin aceites ni grasas. Siempre en cantidades moderadas, sacias la ansiedad y listo, que puedas picar no es sinónimo de barra libre.
  6. La fruta engorda: Si amigos... La fruta engorda. Hay muchas chucherías y bollería que van endulzadas con fructosa, que sorpresa sorpresa, es un azúcar que se saca de la fruta. Esto no quiere decir que comiendo fruta te vayas a poner como una ballena, pero debes saber (Y esto te puede ir bien para el punto anterior...) que las gominolas y caramelos que estén hechos con fructosa engordan casi tan poco como la fruta. El tema de comer fruta antes de comer es una parida. Si te sientas a la mesa y inmediatamente antes de comerte un plato de lentejas y te comes dos kilos de manzana estas haciendo el paripé. Para que la fruta engorde casi nada has de comerla al menos una hora antes de las comidas, para que a tu cuerpo le de tiempo a absorverla y procesarla. Bien, no dejes de comer fruta, son aporte natural de vitaminas y fibra, lo que hace que tu aparato digestivo funcione mejor y adelgaces. Además también es cierto que lo que engorda la fruta es mínimo, si la comes bien no tienes ni por que notarlo. Además puedes comer fruta a todas horas y cuanta quieras, siempre que sea en cantidades normales (no atracones) y siempre un buen rato antes de de ingerir otros alimentos más pesados. Una vez hice una dieta de purificación, consistía en comer SOLO piña durante una semana. Podías comer tooooda la piña que quisieses a tooooodas las horas del día y en cualquier momento. ¿Resultado? Acabé engordando más de un kilo en seis días. ¿Por que? Por que comí una cantidad increible de fruta y de una forma muy muy descontrolada. Fue algo como: "Oh, dioses, estoy a dieta, tengo un hambre atroz, pero puedo comer toda la piña que quiera! asi que me voy a comer un kilo en cada comida!" Mala idea.  
  7. ¿Y el chocolate? Chocolates y dulces a menudo son iguales a paraíso. Como todo: cuanto más puros y naturales sean menos engordan, pero no se debe abusar. Pero como he dicho antes, es mejor picar de vez en cuando antes que comerlo todos los días (el cuerpo se acostumbra) o darte un atracón. 
  8. Un amor imposible con el azúcar: El azúcar como tal crea cierta adicción. Las bebidas azucaradas, los dulces etc... además de engordar son adictivos. Como todo para evitar que esto te pase es no abusar. A mi personalmente no me gusta la sacarina ni los edulcorantes, su sabor no me gusta, me sabe a plástico, pero esto es una apreciación personal. Si estas cómoda con la sacarina y demás: adelante, si como yo tienes problemas con ellos te sugiero lo siguiente: huye de los azucares refinados, el azúcar de caña (a pesar de que tienen más melaza) es más natural y produce menos enganche, también tienes la opción de la miel, pero debes saber que engorda mucho más. Además, el azúcar ayuda a trabajar al cerebro, así que si tienes que dosificar tu azúcar, tómalo mejor por la mañana, un par de cucharadas por la mañana en el café, te ayudan a ponerte en marcha mental y físicamente, y tienes todo el día para quemarlo.   
  9. Amor a lo integral: Este es otro punto difícil, es cierto que lo integral engorda más, pero también es cierto que ayuda a tu cuerpo a funcionar mejor, y como he dicho antes un mejor tránsito ayuda a adelgazar. Pero (siempre hay un pero...) hay que tener cuidado con los integrales que llevan incorporados laxantes, pasa más amenudo de lo que creemos, y irse por la pata no es bueno, te deshidratas y pierdes nutrientes, sacas lo necesario de los músculos, pierdes fuerza y consistencia que luego es casi imposible de recuperar, lo que te da como resultado son depósitos de grasa en sitios extraños y aunque estés delgada no tendrás una figura bonita.  Así que laxantes para delgazar NO.  
  10. Beber mucho:  Pues eso, el agua limpia y purifica así que bebe mucho. 
  11. Cambiar los hábitos: Esto es algo curioso. Pongo un ejemplo: llevas seis meses a dieta severa; no sales de la verdurita, el pollo plancha, y la ensalada. Pero poco a poco vas notando que dejas de adelgazar a buen ritmo, e incluso que empiezas a engordar. Entras en cólera... ¿Como puedo engordar si ya no vivo en el paraíso de la grasa? Bien el cuerpo necesita nutrientes, obvio, si tu no se los das en la medida que los va quemando los metabolizará de lo que tu le des. Es decir, se acostumbra a lo que tu ingieres. Así que si piensas hacer una dieta prolongada debes variar los alimentos, por muy severa que sea tu dieta, y a pesar de que sea un pequeño sacrificio para tu dieta, intenta introducir de vez en cuando algún alimento algo más graso. Este hecho es uno de los motivos por los que algunos dietistas varían las dietas semanalmente, y dan un día a la semana "libre" para que en una comida ingieras cualquier cosa que no sea de dieta. Así que en la variedad esta el gusto. 
  12. Combinar alimentos: Y ya por último, combinar alimentos es la clave. Estas son las combinaciones: verdura con carne (proteínas), carne (proteínas) con fruta, pasta con verdura, pescado con verdura, pescado con fruta, harinas con verduras y legunbres con verduras. Parece fácil ¿Eh? Pónlo en práctica y verás... No hace ni falta que descartes ningún alimento si no quieres, pero piensa ¿De que te vas a hacer los bocadillos? Chan, chan, chaaaaaaaaan uno que parece una guarrada, pero que está bastante bueno es: pan, lechuga, tomáte y salsa de soja (en poca cantidad la salsa). 
Bien, y estas son las piedras que componen la pared de mi obsesión por la gordura. Tras una vida entera de dietismo y complejos, debo decir que no hay dos cuerpos iguales, hay delgados y hay gordos, así es la vida. No hay mejor dieta que aceptar tu cuerpo tal y como es, y ser consciente que tu cuerpo es solo tuyo, lo que le hagas hoy tendrá consecuencias mañana, y tu y solo tu tendrás que vivir con ellas. Conozco mujeres (que como yo) han estado a dieta permanentemente, y en la vejez tienen falta de masa muscular o falta de calcio, y lo están pasando verdaderamente mal. Como mujeres conscientes debemos conocer nuestro cuerpo, y darle una vida sana. Es cierto que a menudo es muy difícil. Las hay como yo que incluso cuando estaban verdaderamente delgadas, se sienten obesas y están obsesionadas con su cuerpo. Esto crea malos hábitos y daños a tu cuerpo. A mi personalmente me ha costado una vida entera darme cuenta de que solo tendré este cuerpo y una vida para hacerlo bien. Así que aunque no tengas mucha autoestima: cuida tu cuerpo. 

jueves, 27 de febrero de 2014

Fomentar la basura

En este post quiero subrayar algunas de las ideas que he ido leyendo esta semana por ahí, tanto por parte de diseñadores a los que conozco como a Rakimania o Tormenta de fieltro, o cantantes y músicos como The Pheromones, e ilustradores y escritores.
Creo que ya comenté en otro post anterior, (antes de navidad o así) uno que se titulaba "La importancia de comprar Handmade" que muchos a la hora de enfrentarnos a la crisis lo hemos hecho resurgiendo de las cenizas y creando, cualquier cosa que nos gustase o fuésemos capaces de hacer. Muchos de nosotros en su día tuvimos que pasar el rasero de la aceptable, desechar algunas ideas tanto por que no fueran buenas como por que no eran posibles, o por que no estaban a nuestro alcance. No se trata de que la formación y la información hagan buenos diseños, en efecto si tienes un sentido del gusto de mierda obvia decir que crearás mierdas (como una casa de grandes).
Lo que si que conlleva el trabajo bien hecho es eso: primero y principal mucho trabajo. Una idea madura siempre cambia y casi siempre mejora. Una buena ejecución, por favor, esto es esencial, si no lo haces bien, no lo quieras vender hasta que no este perfecto. No se cuantos truños "artísticos" y "diseñisticos" he visto por ahí...
No por ser licenciado/diplomado/tocadoporlamanodeDios tienes la verdad absoluta y todo lo que haces es O R O, pero si ten la decencia de informarte sobre lo que quieres hacer y ver las cosas que hay por ahí.
Antes de que alguien se auto denominase "diseñador" (Yo NO lo soy, todavía me falta... Más bien entraría en la categoria de crafter.) Debería ser capaz de identificar en su producto los principios básicos del diseño y del buen gusto.
Además parece ser que decir esto, y decir que ciertas "cosas" (M I E R D A S) no son de calidad nos hace parecer a ojos de los demás muy malas personas y no parte de la rueda sin fin de apoyo a creadores underground.
En fin...

lunes, 10 de febrero de 2014

De concursos y muchos amigos

Durante la semana pasada tuvo lugar un dudoso concurso en un bolg de literatura homoerótica, no diré cual para no darles publicidad ya que no la merecen y es lo que buscan. Entre los participantes había numerosos autores y autoras autopublicadas. Bien: la mecánica era sencilla, había una lista y la gente votaba en la lista de comentarios los que más le habían gustado de cada categoría. El tema es que "alguien" encontró a otro "alguien" que en un grupo de facebook pedía voto para sus amigas. El texto decía: "Aunque no las hayáis leído votadlas, en las demás categorías podéis votar a quien queráis". Esto de toda la vida se conoce como trampa, palabra infantil que a pesar de su puerilidad ejecutan mucho los adultos. Yo y otras personas nos indignamos: enviamos emails a la organización. En mi caso, que fue por la mañana del viernes pasado, la primera respuesta que obtuve fue "Nos parece deplorable e intentaré poner una nota aclaratoria que diga que no estamos de acuerdo con las coacciones y que voten libremente". Por mi parte me pareció una respuesta algo pobre, pero me di por satisfecha. Mi sorpresa fue durante esa misma noche cuando recibí otro mail de la organización diciendome que en realidad no veían ningún problema, y que no iban a hacer nada ya que parecía que la gente no estaba haciendo caso. Me pareció indignante. A todo esto durante el día otras personas les llamaron la atención, y además quien había escrito aquella "recomendación" reedito el tono de su post. Algo estaba pasando. Mi respuesta al último mail fue que me parecía "injusto y poco profesional por su parte", a lo que me contestaron en plan mártir que ellos hacían aquellos concursos sin ningún interés y que además no cobraban por ello. Mi respuesta sigue siendo que no tiene nada que ver el cobrar con hacer las cosas bien, y que además cuando planteas un evento de este tipo debes tener en cuenta las consecuencias y estar preparado para subsanar errores. Y ahí acabó la cadena de mails. Durante todo el viernes me imagino una corversación de dos amigos, uno que monta un concurso y otro que exige votos para sus amigos que dice: "Oye tío, cortate con lo de los votos que se nos ve el plumero".
Bien llegado a este punto solo tengo una conclusión: Gente que no obtiene mucha visibilidad para su trabajo, monta un blog que por la razón que sea tampoco tiene mucha visibilidad. Entonces deciden hacer la pelota a otras personas con éxito, ya sea modesto o genial, les hacen reseñas y les dedican artículos falsos y babeantes, pero como tampoco tienen mucha relevancia deciden centrarse en gente con muchos amigos, amigos que se hagan seguidores de su blog y les sigan el juego. Así que el falso concurso, poco importa su resultado, es solo una farsa de unos para hacer amigos y de otros para tener un millón de seguidores.
Saquen sus propias conclusiones.      

lunes, 20 de enero de 2014

El Aguila.

A finales de la semana pasada Pablo Durá, un buen amigo, nos presentó su nuevo proyecto, un cómic llamado "El All-new Aguila". La verdad es que yo ya lo había visto anteriormente en una edición de prueba en papel, y he de decir que es una auténtica maravilla. Pablo junto a otros dos socios, ha conseguido el sueño de muchos cuando publican algo. En apenas un fin de semana nos ha contado que el blog de su super héroe ha tenido más de 2.000 visitas, además de invitaciones a convenciones, reseñas increíblemente buenas y algún que otro jugoso contrato aún por contar.
Realmente habiendo visto su trabajo no es de extrañar. Desde aquí os dejo el enlace a "El All-New Aguila" para que le echéis un ojo, y también su portada.
Disfrutadlo :)

 

martes, 14 de enero de 2014

Revista La cuna de Eros

Desde el pasado mes de diciembre estoy colaborando como diseñador gráfico con la revista La cuna de Eros. He maquetado su último número.
Es una revista digital dedicada a la literatura erótica, publicada por algunas escritoras de este genero. Parece ser que es un tipo de literatura que pasa algo desapercibido, y si no fuera poco publicar otro tipo de novela, parece que es imposible de publicar. Muchas de estas autoras trabajan duro y acaban publicando en blogs, (como este) o en plataformas como Bubok, Amazon o Wattpad. (Tengo que investigar más sobre esta última). He de decir que hay de todo. Como en todos los campos no todas son excelentes, hay algunas horroríficas de hecho, pero estas suelen ser las menos. 
La cuna de Eros, que se trata de una publicación trimestral, acaba de sacar su número 5. También debería destacar que pese a todo el trabajo que realizan estas mujeres la revista es gratuita. Algo que engrandece aún más el proyecto.
Os dejo el enlace para descargarla. Obvia decir que en la maquetación hay algunos errores, pero prometo corregirlos para la siguiente. :)